Naked City (1948): Dassin y Weegee antes que Dassin

por Carlos Abascal Peiró


The Naked City (Jules Dassin, 1948)

“The Naked City” (1948), la rosselliniana película del tan a reivindicar Jules Dassin, se alimenta de una iconografía de asfalto que, más allá de cimentar el progresismo ideológico del noir, alude o plagia la obra gráfica de Weegee. Así, como si se tratase de insertos sobre el alambicado embrollo criminal, Dassin filma las calles y sueños y las múltiples idas y (a)venidas del poliédrico american citizen. En un film enteramente rodado en decorados naturales, moderadamente insólito y de gran valor testimonial (casi antropológico), Dassin plantea un muy logrado maridaje entre los códigos del género y un esteticismo documental, en ocasiones poético, que sirve de por sí otro buen motivo para -échenme la culpa- un visionado. Años después, al calor de una infancia televisiva que venía de abandonar el directo como trazo de estilo fundamental, la ABC lanzaría un espléndido serial que retomaba las premisas del film y en cierto modo anticipaba la this-it’s-not-tv-age que se inventaron HBO y co. Como su referente en largo, cada episodio clausuraba la trama mediante aquello de: There are eight millions stories in the Naked City. This has been one of them. Y el bueno de Weegee podría haber dicho lo mismo.

Summer on the Lower East Side (1937) – Weegee

Coney Island – Weegee

Anuncios