Cines de circunvalación: Sacro GRA (Gianfranco Rosi) y otros

por Gabriel Doménech González


Sacro_GRA_06_regista

Gianfranco Rosi filmando para «Sacro GRA»

Resulta curioso que, de los muchos títulos encuadrados en el género de la road movie, se puedan extraer tan pocos que tomen como eje temático (y, claro, narrativo) las autopistas de circunvalación, aquellas que vertebran los desplazamientos (luego, la vida) de tantos urbanitas, lo que a estas alturas quiere decir de una importante porcentual de la raza humana.

Estas arterias asfaltadas que bordean, comunican, coronan, limitan e identifican la moderna metrópoli son, por su propio potencial simbólico, materia o excusa suficiente para la exploración artística de la nueva vida urbana. A pesar de ello, como decía, el cine ha preferido otros itinerarios, y las calzadas periféricas sólo han tenido una presencia reseñable en aquel seminal fragmento de «Roma» (1972), la summa urbana de Federico Fellini o, sin salirnos de Italia y su capital, en «L’ingorgo» (Luigi Comencini, 1979) donde el embotellamiento o pan cotidiano de toda circunvalación era la excusa para la radiografía social que siempre impulsó a la commedia all’italiana. Si aquella película partía del archiconocido cuento de Cortázar «La autopista del sur», lo mismo ocurría con la diatriba que Godard incluyó en su incendiaria y muy divertida «Week-end» (1967), en la que la angustia y la barbarie del atasco automovilístico se resumían y prolongaban en un extensísimo plano-secuencia. Hay más: la circunvalación como pretexto para un alucinado y alucinante paseo por la ciudad ¿del futuro? en «Solaris» (1972) de Andrei Tarkovsky; como diagnóstico del colapso de nuestro presente en las aceleradas imágenes de «Koyaanisqatsi» (Godfrey Reggio, 1982); o como escenario de perversión sexual en «Crash» (1996), según Ballard/Cronenberg.

A todas ellas vino a añadirse la que fuese inesperada campeona en Venecia, «Sacro GRA» (2013) de Gianfranco Rosi, documental italiano que pasa lista a algunos fragmentos de existencia que florecen en las orillas del Grande Raccordo Anulare, la carretera que rodea (de nuevo) Roma. Rosi enhebra un relato en el que una serie de personajes y situaciones aparecen y se eclipsan cíclicamente, siguiendo el “ritmo” marcado por el Raccordo. La narrativa a salto de mata encuentra su complemento en el retrato de vidas limítrofes, tipos marginados, en los que se dan la mano lo patético, lo tierno y lo grotesco. La impersonalidad, la angustia y la alienación que la mayoría de películas antes mencionadas dejan traslucir a la hora de reflejar esos populadísimos no-lugares que son las circunvalaciones y sus aledaños, dan paso en el filme de Rosi al descubrimiento, más cercano al espíritu del cuento cortazariano y al tono de Fellini (el director reconoce una vaga inspiración en Calvino), de una humanidad periférica, de una cotidianidad singular que, como no podía ser de otro modo, queda relegada a los márgenes. De la carretera, de la ciudad, de la sociedad. El relato hace suyas tanto las premisas de la mirada errante (¿la del flâneur, quizás?) puesta en práctica por la modernidad fílmica como el acercamiento honesto, muy propio del mejor cine italiano, a toda realidad por extravagante que esta sea.

Ahora bien, ello no convierte a «Sacro GRA» en una obra maestra, y es algo que conviene subrayar: no se trata de un film memorable. Si ese León de Oro que Don Bertolucci le entregó en 2013 quizás le viniese grande, no está de más pensar que su medianía o pequeñez es la apropiada para un relato que no se marca más pretensiones que las ilustradas por sus imágenes y por lo que balbuceamos algunos humildes exégetas. Cine, pues, de márgenes, de circunvalaciones y periferias, necesario por su temática, su discurso, su producción: un cine que, bajándose de atalayas y hablando de tú a tú (aquí no hay populismos ni sentimentalismos, que conste) es capaz de retratar nuestro tiempo desde perspectivas insólitas, preguntándose y preguntándonos qué es lo que ha pasado aquí.

L'ingorgo (1979)

«L’ingorgo» (Luigi Comencini, 1972)

6a00e5523026f58834015432de5d01970c

«Solaris» (Andrei Tarkovsky, 1972)

Sacro_GRA_screenshot

«Sacro GRA» (Gianfranco Rosi, 2013)

Anuncios